Testigo en accidente de tráfico

Cuando se produce un accidente de tráfico, al margen del culpable y de la víctima, puede aparecer una tercera persona: los testigos. Si ha presenciado un accidente y la policía tomó sus datos, es muy probable que reciba una citación para acudir a un juicio para testificar.

Acudir a un juicio, aunque sea como testigo, no es algo que siempre apetezca. Es normal que se plantee si debe acudir, qué pasará si no lo hace, etc. Desde su despacho en Sevilla, nuestros abogados le explican cómo funciona el proceso. En la citación habrá leído que no acudir como testigo al juicio puede suponer una multa de hasta seiscientos euros. Es cierto. El juicio puede suspenderse por su inasistencia y volverá a ser citado.

Una vez en el juicio, le harán entrar en la sala de vistas después del denunciante y el denunciado, ya que si entrara al mismo tiempo que los litigantes su testimonio podría quedar viciado. Después, será preguntado si conoce a alguna de las partes o tiene algún interés en que una de ellas gane el juicio. La respuesta afirmativa, obviamente, hará que su testimonio no sea tenido en cuenta. A continuación, los abogados, el fiscal o incluso el Juez le harán preguntas. Conteste lo que vio, tranquilamente y sin hacer conjeturas. Su labor como testigo es esencial para que la víctima perciba la indemnización que le debe la compañía de seguros.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE