Accidente por mal estado de la calzada

En ocasiones, el accidente de tráfico no es ocasionado por un tercero, sino por el mal estado de la calzada: desprendimientos, socavones, mala señalización, etc. ¿Cómo se hace para reclamar una indemnización?

Lo primero que tendrá que hacerse es determinar quién es el responsable del mal estado de la calzada, para dirigir la reclamación a la compañía de seguros encargada de cubrir la responsabilidad civil de la propietaria de las instalaciones. La calzada forma parte del dominio público, así que tendremos que dirigirnos a la entidad pública correspondiente, por lo que el procedimiento a seguir varía notablemente.

No podremos dirigirnos por vía penal ni civil, sino que acudiremos a la vía administrativa, que es la encargada de resolver discrepancias con la administración. Para iniciar la reclamación, tenemos que dirigir un escrito a la administración en el que expongamos cómo y dónde ocurrió el accidente, e indicar testigos que puedan corroborar lo que estamos proponiendo. También adjuntaremos los justificantes médicos de los daños sufridos y cualquier medio de prueba que permita acreditar que se ha producido el accidente por culpa del mal estado de la vía. Para presentar la reclamación, tendremos que esperar a tener el alta médica para poder hacerlo, ya que el médico deberá cuantificar la reclamación.

Una vez presentada, lo habitual es que la administración responda que no acepta pagar la indemnización. En este caso, acudiremos con una demanda a la vía contencioso administrativa, donde resolverá un tribunal imparcial.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE