El perjuicio estético tras el accidente

Si hemos sufrido un accidente, lo primero que pensamos es en los daños sufridos y las secuelas que nos va a suponer. Pero no siempre nos percatamos de que podemos sufrir un perjuicio estético importante que también puede ser indemnizado. El baremo de accidentes otorga a este perjuicio el mismo tratamiento que a las secuelas.

Pero no siempre es fácil valorarlo, puesto que el concepto de lo que es estético varía mucho de una persona a otra: no es lo mismo una cicatriz de por vida en un adolescente que en una persona de mayor edad, o quizá en una mujer que en un hombre. No obstante, sólo es indemnizable un perjuicio estético que se acredite que es irreversible o que va a tener una duración muy importante en el tiempo, por lo que pequeñas cicatrices o moraduras no se pueden indemnizar.

En relación con todo esto, es importante recordar que a efectos de determinar el perjuicio estético, es esencial la aportación de pruebas médicas que lo justifiquen. Por lo tanto, cuando se acude al médico para que realice el parte de urgencias, y posteriores partes médicos, deberemos asegurarnos de que hace figurar todas las cicatrices o marcas que nos ha provocado el accidente, ya que sino, a la hora de reclamar la indemnización, no podremos probarlo.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE