Indemnización por esguince cervical

El latigazo o el esguince cervical es una de las consecuencias más frecuentes de un accidente de tráfico, pero también la que más controversia genera a la hora de reclamar la indemnización.

Es evidente que no se trata de una lesión simple que pueda desaparecer por sí sola: el fisioterapeuta dirá que siempre requiere de un tiempo de reposo, rehabilitación, masajes, etc., mientras que las aseguradoras, al ser las encargadas de pagar la indemnización, buscarán poner en duda la necesidad de estos tratamientos y minimizar las lesiones para así ahorrar dinero en indemnizaciones.

Para lidiar con esto, es muy importante ponerse en buenas manos para pedir la indemnización. La compañía aseguradora le dirá cosas como que el esguince cervical se curará por sí solo, ellos reclaman a la aseguradora contraria, no necesita abogados porque las indemnizaciones están fijadas, si no hay baja laboral, no hay indemnización, etc. Pero debe huir de todas esas afirmaciones puesto que no son ciertas.

Su abogado se tomará en serio la lesión y le hará saber que puede elegir el centro médico donde recibir la rehabilitación, que se puede elegir un abogado dedicado a accidentes de tráfico  a cargo del propio seguro, que se tiene la misma indemnización tanto si se es trabajador, como parado, estudiante o jubilado, que la indemnización está exenta de impuestos, etc. No dude en contactar con nuestro equipo especializado, sus lesiones nos preocupan de verdad.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE