El parte de urgencias

Nada más sufrir un accidente de tráfico, se debe acudir al hospital donde un médico nos atenderá. Es en este momento cuando se realizará el parte de urgencias que después nos pedirá la aseguradora para valorar nuestras lesiones y fijar la indemnización.

El parte de urgencias, por tanto, es el primer informe médico donde se realizarán las primeras pruebas y se diagnosticarán las lesiones que hayamos sufrido en el accidente. Se trata de un documento esencial para la posterior reclamación por lesiones, puesto que detalla todas las lesiones sufridas en el accidente de tráfico y la exploración corporal que nos haya hecho el médico. También comprenderá el diagnóstico de las lesiones y el tratamiento establecido. Lo más importante aquí es verificar que contiene todas las lesiones, heridas y dolores que suframos, ya que todo lo no recogido en el informe podrá ser discutido y no servir como prueba para la indemnización.

Es recomendable no dejar pasar demasiado tiempo entre el accidente de circulación y nuestra visita a un centro médico, ya que cuanto más tiempo transcurra, menos argumentos a favor se tendrán para probar que las lesiones han sido como consecuencia del accidente. Se debe guardar el original del informe de urgencias tras el accidente de tráfico, ya que será necesario para entregárselo al médico forense cuando se nos cite.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE