Relaciones concursales en los delitos contra la Seguridad Vial

El Código Penal establece que en los delitos contra la Seguridad Vial que ocasionen, además del riesgo prevenido, un resultado lesivo, cualquiera que sea su gravedad, los Jueces apreciarán tan sólo la infracción más gravemente penada, aplicando la pena en su mitad superior, y condenando al resarcimiento de la responsabilidad civil que se hubiera originado.

Con esta regla, el legislador ha optado por una solución de concurso de delitos en los casos en que, además de la creación de un riesgo por medio de alguna de las conductas tipificadas como delitos contra la Seguridad Vial, se cause un resultado lesivo que de lugar a la apreciación de un tipo imprudente (homicidio o lesiones). Por tanto, en estos supuestos sólo podrá aplicarse el delito más gravemente castigado. 

Así, por ejemplo, si una persona conduce bajo los efectos del alcohol, y a causa de dicho estado atropella a otra persona ocasionándole la muerte, se origina, además de un delito contra la Seguridad Vial, un delito de homicidio imprudente.

La introducción de este inciso supuso un evidente endurecimiento de la consecuencia penológica prevista, lo que resulta coherente con el propósito de introducir mayor rigor en la disciplina de las infracciones contra la seguridad vial.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE