Normas generales de conductores

Todos los conductores deben atenerse a unas normas de conducción generales. Las pautas a respetar son sencillas, y permiten mejorar la prevención de accidentes. En líneas generales, los conductores deberán estar en todo momento en condiciones de controlar sus vehículos, manteniendo su propia libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente a la conducción.

Se prohíbe conducir utilizando cascos o auriculares conectados a aparatos reproductores de sonido, así como utilizando móviles, excepto cuando no se empleen las manos, ni se usen cascos, auriculares o instrumentos similares. También se prohíbe circular con menores de doce años como pasajeros de ciclomotores o motocicletas por cualquier clase de vía (salvo a los mayores de siete años, siempre que los conductores sean los padres o madres, tutores o persona mayor de edad autorizada por ellos, utilicen casco homologado y se cumplan las condiciones específicas de seguridad establecidas reglamentariamente.) Tampoco está permitida la instalación en el vehículo de inhibidores de radares o cualesquiera otros instrumentos encaminados a eludir o a interferir en el correcto funcionamiento de los sistemas de vigilancia del tráfico, así como emitir o hacer señales con dicha finalidad.

Finalmente, los conductores y ocupantes de los vehículos están obligados a utilizar el cinturón de seguridad, cascos y demás elementos de protección y dispositivos de seguridad.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE