Los accidentes de tráfico en el seguro de hogar

A menudo tendemos a pensar que las coberturas del seguro de hogar se circunscriben a las cuatro paredes de nuestra vivienda, y en concreto a una serie de riesgos, como puedan ser: incendios, robos, filtraciones, sobrecargas eléctricas, o rotura de cristales.

Sin embargo, en la gran mayoría de ocasiones nuestro seguro de hogar tiene coberturas de lo más dispares de cuya existencia no tenemos ni idea. Una de las más desconocidas dentro de esta amalgama, y en la que nos vamos a centrar hoy, es aquella que puede reintegrarnos los gastos de abogado y procurador derivados de un accidente de tráfico, y que posiblemente se encuentre en nuestra póliza bajo la denominación "defensa jurídica".

No obstante, lo primero que debemos tener claro, es que esta cobertura no resultará de aplicación en aquellos supuestos en los que estemos obligados a tener contratada una póliza más específica.

En cambio, sí podemos hacer servir nuestro seguro de hogar para pagar el abogado que nos reclame la indemnización, en aquellos casos en los que no tengamos la obligación de contar con un seguro específico. Esto será así, por ejemplo, en caso de sufrir un accidente de tráfico en el que intervengamos como peatones, usuarios de un transporte público, o como ciclistas.

Eso sí, para hacer valer nuestro seguro tendremos que notificar a la aseguradora la producción del siniestro y nuestra intención de contar con un determinado profesional, además de enviarles toda la documentación precisa. Así pues, una vez que hayamos pagado la minuta, la tendremos que hacer llegar a la aseguradora, dentro del límite máximo que tengamos contratado en póliza, para que nos la reembolsen.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE