Estado de salud previo al accidente, ¿cómo influye a la hora de calcular la indemnización?

Si se ve inmerso en un accidente de tráfico y ha empezado los trámites para cobrar su indemnización, tenga en cuenta que la compañía siempre va a tratar de reducir la cuantía a pagarle. Es un caso habitual que la compañía se centre en acusar las condiciones de salud previas de la víctima. Por ejemplo, si se trata de una persona de mediana edad o avanzada, tratará de reducir puntos por ello, o alegando que un mejor estado de salud habría permitido una recuperación más rápida o no hubiera traído secuelas. Si la aseguradora le dice que las lesiones han sido consecuencia de una patología previa, no se deje engañar.

Debe saber que el baremo de tráfico ya penaliza a las personas que superan cierta edad, puesto que establece un factor corrector que hace que conforme aumente la edad del lesionado, se reduzca la cuantía de la indemnización, entendiendo que el estado de salud previo al accidente es peor cuanto mayor es la víctima. Esto implica que si la asegura también quiere reducir la indemnización, se provoca una doble imposición respecto a la víctima, lo que no resulta razonable.

Tenga en cuenta que si la víctima es una persona joven, la compañía debería entonces proponer pagar un sobreprecio por las lesiones puesto que el estado de salud era óptimo... Pero esto no ocurre, ¿verdad? Pues al revés tampoco debería. Confíe en sus abogados, estamos aquí para que la compañía no se aproveche de usted.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE