Atropello de peatones, ¿de quién es la culpa?

En un accidente de tráfico donde se atropella a un peatón, ésta es la parte más perjudicada, sin ninguna duda. Tienen derecho a reclamar una indemnización, pero, a veces, conviene determinar quién fue el culpable del accidente.

La ley es clara estableciendo que los peatones deben atravesar la calzada por los pasos habilitados para ello, sin que puedan efectuarlo por las proximidades, y los coches deben respetar esta prioridad. ¿Pero qué pasa si el coche estaba atravesando ya el paso cuando irrumpe el peatón y no puede hacer nada por evitar el atropello? Para estos casos, la regulación avisa al peatón de que solo puede entrar en la calzada cuando la distancia y la velocidad de los vehículos que se aproximen permitan hacerlo con seguridad.

Por tanto: si el peatón irrumpe súbitamente en el cruce, la culpa será suya. Si el coche observa al peatón, deberá respetar su preferencia. Obviamente, cuando el paso esté regulado por semáforos o policías, habrá que atender sus indicaciones.

En el caso de zonas peatonales, si el coche tiene derecho a acceder para llegar a la vivienda o local, deberá respetar la total preferencia del peatón, siendo en todo caso responsable el conductor de todos los daños causados en los peatones (siempre y cuando el peatón no se abalance sobre el vehículo de manera intencionada). 

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE