Accidente de tráfico sin seguro

Como consecuencia de un accidente de tráfico, el perjudicado recibe una indemnización a cargo del seguro del causante. Pero, ¿qué ocurre si el culpable no tiene seguro? No es un supuesto habitual, pero si confía su caso a buenos abogados, obtendrá la mejor solución.

Bien es cierto que el procedimiento en estos casos es bastante más tedioso. En vez de reclamar directamente a la compañía de seguros y negociar con ella la cuantía de la indemnización, se tendrá que acudir al Consorcio de Compensación de Seguros. Este organismo público es el encargado de asumir los daños provocados a terceros por vehículos sin asegurar, robados o que se den a la fuga

Con esta variación, el procedimiento continúa de la misma manera que si se reclamase a la compañía. Habrá que aportar el parte de urgencias, que se valoren las lesiones y se negocie la indemnización. La única complicación puede surgir en que el Consorcio no suele llegar a acuerdos previos al juicio, por lo que es probable que se tenga que celebrar la vista para que el Juez nos autorice a cobrar la indemnización.

Al margen de lo anterior, los daños del vehículo suelen ser complicados de reparar en tiempo. Si su seguro no es a todo riesgo, es probable que se deba adelantar la cuantía de la reparación y esperar a que se celebre el juicio para reclamar el importe de las facturas, para finalmente cobrarlas junto con el resto de lesiones.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE