Abogado de accidentes en Sevilla

OFRECEMOS SERVICIO EN TODA LA PROVINCIA DE SEVILLA

Gravitas Legal es un despacho de abogados con una larga experiencia en todo tipo de accidentes de tráfico, laborales y negligencias médicas. Somos un equipo de profesionales con capacidad para asesorarle y orientarle si se encuentra en una de estas situaciones.

  • Conseguimos una indemnización adecuada
  • Abogados de accidentes en Sevilla
  • Reclamamos por usted
  • Conseguimos el tratamiento adecuado

Alta especialización

Accidente en moto

Peligro en la carretera

644 458 126 - 639 110 489

Accidentes de tráfico, contacte con nuestros abogados en toda la provincia de Sevilla.

Después de un accidente de tráfico

Confíe en nosotros

¿Qué indemnización puedo recibir si he sido atropellado?

Cuando una persona sufre un atropello por un vehículo motorizado, existe una regulación específica que lo ampara. Se trata de la nueva valoración de indemnizaciones de víctimas de accidentes de tráfico, la Ley 35/2015. Esta nueva normativa es de aplicación a los siniestros producidos a partir del 1 de enero de 2016 y, en resumen, supone un incremento de las indemnizaciones del 50% de media. En caso de que se produzca la muerte del accidentado, se incrementa un 35% y en el caso de que el accidentado quede con secuelas, se incrementa un 12,8% por las lesiones creadas.

Por otro lado, este nuevo baremo establece que serán las aseguradoras las que se ocupen, de por vida, de los tratamientos de la víctima de un accidente, mientras que antes sólo lo hacían hasta el día de su curación, o en el que finalizan las secuelas y, además, estas entidades tendrán que indemnizar a los servicios públicos de salud de las comunidades autónomas todos los gastos derivados de nuevo perjuicios cubiertos, como los importes médicos futuros, ciertos gastos de rehabilitación o necesidades de recambio de prótesis de lesionados graves.

Además, en caso de muerte, se clasifica a los perjudicados en cinco categorías: cónyuge, ascendientes, descendientes, hermanos y allegados. También se racionaliza el método de cálculo del lucro cesante (pérdida de ganancia), contemplando los ingresos netos de la víctima y valorando el trabajo no remunerado como las tareas del hogar o la pérdida de capacidad de trabajo futura de menores y estudiantes.

Si ha sido atropellado, deje que nuestros abogados, expertos en materia de accidentes de tráfico, se enfrenten con solvencia a su caso. No dude en visitar nuestro despacho de abogados. Nuestros mejores profesionales le atenderán y le acompañarán durante todo el proceso, y le ofrecerán el asesoramiento que necesita. Cubrimos todos los accidentes de Sevilla, así que no dude en contactarnos, podemos ayudarle.

Pedir la baja por accidente de tráfico

A finales de 2015 se aprobó una nueva ley, por medio de la cual la forma de solicitar la baja laboral por un accidente de tráfico sufrió una variación sustancial: la norma obliga al médico de cabecera a consignar por escrito en la primera visita el tiempo que a su juicio precisará el accidentado para reincorporarse a su trabajo. Y este pronóstico de hipotética duración de la baja es el que de alguna manera puede ser utilizado contra el accidentado por la compañía de seguros.

Imaginemos, por ejemplo, un lesionado para quien el médico de cabecera prevé una baja laboral de un mes. Supongamos que por los motivos que sean (error en el diagnóstico, empeoramiento, mala respuesta a la rehabilitación) pasa el mes y el accidentado continúa en el centro de rehabilitación. Esto implicará que por un lado la aseguradora del lesionado, que es quien paga la rehabilitación, llame a filas al médico del centro concertado para que se alinee con el médico de cabecera y le dé el alta al paciente, y que por otro lado la compañía de seguros contraria acuda a juicio a defender la teoría de que el paciente ha alargado su periodo rehabilitador con respecto a las previsiones iniciales para cobrar más dinero. Obviamente, si la situación se da al revés y el plazo de curación real es inferior al que había previsto el médico, la aseguradora se aprestará a indemnizar el tiempo efectivamente empleado en la rehabilitación, relegando a mera previsión orientativa el plazo que calculara en su momento el médico de cabecera.

Con la nueva legislación, se recortan los días de indemnización merecidos. No deje que se frustren sus derechos y tome cartas en el asunto cuanto antes. Contacte con nuestro despacho de abogados en Sevilla. Nuestros profesionales, especialistas en accidentes de tráfico, podrán ayudarle a tramitar la reclamación y le defenderán en el caso de llegar a juicio.

Tramitación de las reclamaciones de indemnización por lesionados en accidente de tráfico

Tan pronto como se sufre un accidente, se debe acudir a un abogado experto en accidentes de tráfico para que emprenda la acción judicial oportuna.

Es obligatorio sustanciar una reclamación a la aseguradora para poder presentar una demanda. Esta reclamación exige una serie de requisitos: deben figurar los datos del accidente, protagonistas, informes médicos, y un atestado policial. Este último es el que más problemas plantea, ya que es un documento por el que hay que pagar, y en algunas comunidades el precio asciende a más de 100€. Pero se hará cargo la aseguradora. Sólo en caso de discrepancia, de común acuerdo y a costa del asegurado, podrá pedirse que se presenten informes complementarios del Instituto de Medicina Legal. Por lo tanto, no se admitirán a trámite todas aquellas demandas que no estén acompañadas de los documentos que acrediten la presentación de la reclamación al asegurador y la oferta o respuesta motivada, si se hubiera emitido por el asegurador.

El accidentado debe prestar la colaboración necesaria para que los servicios médicos designados por cuenta del responsable lo reconozcan y sigan la evolución de sus lesiones. El incumplimiento de este deber eximirá a la aseguradora del devengo de intereses moratorios. Los servicios médicos, por tanto, proporcionarán tanto a la entidad aseguradora como al lesionado el informe médico definitivo que permita valorar las secuelas, las lesiones temporales y todas sus consecuencias personales. Así pues, los profesionales del servicio de salud que corresponda deberán emitir los informes. La oferta motivada debe adjuntar dicho informe, salvo que éste se hubiera entregado con anterioridad.

Con este nuevo escenario legal, es evidente que cada vez es más necesario que un abogado especializado se ocupe del caso, ya que debe estar al día de la materia para poder enfrentarse con solvencia al nuevo baremo de tráfico. No dude en visitar nuestro despacho de abogados en Sevilla. Podemos ofrecerle el asesoramiento que necesita.

Concurrencia de culpas en un accidente

La condición básica para que un lesionado en un accidente de tráfico pueda cobrar su indemnización es que la culpa de dicho siniestro la tenga otra persona. Se puede incluso cobrar una indemnización si la culpa del accidente de circulación no ha sido de nadie. Pero si se da el caso contrario, y la culpa del accidente es del propio lesionado, éste no cobrará por los días de baja y secuelas sufridos salvo que se tuviera contratado en póliza un seguro de accidentes que cubriera los días de incapacidad y las lesiones permanentes. Por si acaso, contacte siempre con su abogado para que lo compruebe.

¿Qué sucede si la culpa del accidente de tráfico se comparte entre la víctima y otro conductor? Pues bien, en estos casos, el conflicto suele resolverse aplicando una compensación de culpas. ¿Qué quiere decir esto? Se tienen que establecer los porcentajes de culpa que cada interviniente ha tenido en el accidente tiene y luego restar ese porcentaje de la indemnización que le correspondería cobrar. Por tanto, una vez visitado por el médico forense, se calcula la indemnización que le corresponde y se descuenta la cantidad proporcional fijada correspondiente a su parte de culpa.

No obstante, el sistema es un poco más complicado de lo que parece, por lo que contar con la ayuda de un profesional es esencial. Hay que partir de la base que en caso de compensación de culpas el procedimiento de juicio de faltas se archivará, por no haber un culpable exclusivo, y será preciso abrir un segundo procedimiento, conocido como ejecución de auto de cuantía y en el cual se establece el porcentaje de culpa de cada parte, a fin de poder ajustar la indemnización final. Le recomendamos que contacte cuanto antes con nuestro despacho de abogados de Sevilla para empezar a trabajar y que los plazos no corran en su contra. No lo dude más, llámenos.

Los accidentes de tráfico en el seguro de hogar

Los accidentes de tráfico en el seguro de hogar
A menudo tendemos a pensar que las coberturas del seguro de hogar se circunscriben a las cuatro paredes de nuestra vivienda, y en concreto a una serie de riesgos, como puedan ser: incendios, robos, filtraciones, sobrecargas eléctricas, o rotura de cristales.

Sin embargo, en la gran mayoría de ocasiones nuestro seguro de hogar tiene coberturas de lo más dispares de cuya existencia no tenemos ni idea. Una de las más desconocidas dentro de esta amalgama, y en la que nos vamos a centrar hoy, es aquella que puede reintegrarnos los gastos de abogado y procurador derivados de un accidente de tráfico, y que posiblemente se encuentre en nuestra póliza bajo la denominación [defensa jurídica].

No obstante, lo primero que debemos tener claro, es que esta cobertura no resultará de aplicación en aquellos supuestos en los que estemos obligados a tener contratada una póliza más específica.

En cambio, sí podemos hacer servir nuestro seguro de hogar para pagar el abogado que nos reclame la indemnización, en aquellos casos en los que no tengamos la obligación de contar con un seguro específico. Esto será así, por ejemplo, en caso de sufrir un accidente de tráfico en el que intervengamos como peatones, usuarios de un transporte público, o como ciclistas.

Eso sí, para hacer valer nuestro seguro tendremos que notificar a la aseguradora la producción del siniestro y nuestra intención de contar con un determinado profesional, además de enviarles toda la documentación precisa. Así pues, una vez que hayamos pagado la minuta, la tendremos que hacer llegar a la aseguradora, dentro del límite máximo que tengamos contratado en póliza, para que nos la reembolsen.

Accidente de tráfico del menor de edad con el nuevo baremo

El baremo de tráfico para el año 2016, que regula la indemnización por lesiones en accidentes sucedidos a partir del uno de enero de dicho año, introduce una serie de novedades respecto al accidente de tráfico del menor de edad.

Accidente de tráfico del menor de edad con el nuevo baremo
Dicho baremo parte de la premisa de que no puede pagar las consecuencias de una irresponsabilidad alguien que por su edad aún no es por ley responsable de sus actos. En este sentido, fija el límite de la irresponsabilidad no en la mayoría de edad, sino en los catorce años.

Llegados a este punto es importante hacer alusión al apartado 2 del artículo 1 de la nueva ley sobre responsabilidad civil y seguro, el cual en su párrafo segundo dice:

[En los supuestos de secuelas y lesiones temporales, la culpa exclusiva o concurrente de víctimas no conductoras de vehículos a motor que sean menores de catorce años o que sufran un menoscabo físico, intelectual, sensorial u orgánico que les prive de capacidad de culpa civil, no suprime ni reduce la indemnización y se excluye la acción de repetición contra los padres, tutores y demás personas físicas que, en su caso, deban responder por ellas legalmente. Tales reglas no procederán si el menor o alguna de las personas mencionadas han contribuido dolosamente a la producción del daño].

En este sentido, los menores de catorce años o los incapaces no dejarán de percibir su indemnización ni aunque se acredite que la culpa del accidente de tráfico es de ellos, así como tampoco verán reducida la misma. Por extensión, los padres de estos menores no deberán responder por los daños o gastos generados por sus hijos.

No obstante, hay dos excepciones a esta nueva regla:
  • La primera, resulta evidente y lógica. Si existe dolo por parte del niño, esto es, que provocó el accidente a propósito, por supuesto perderá cualquier indemnización que le hubiera correspondido.
  • La segunda es difícil de entender. Ya que la regla anterior sólo se aplica en el supuesto de secuelas y lesiones temporales. No cabe, pues, en caso de que el accidente de tráfico del menor de edad finalice con el fallecimiento de éste.

¿Qué ha pasado con los daños morales del accidente?

¿Qué ha pasado con los daños morales del accidente?
¿Los daños morales por un accidente de tráfico se indemnizan? Esta es una de las preguntas clave que nos encontramos en nuestro despacho. Pues bien, aunque la respuesta inicial sea negativa, deben matizarse ciertos aspectos.

Con la llegada del baremo de tráfico, cuya finalidad es homogeneizar las indemnizaciones, y hacerlas previsibles, se deja de lado la valoración de los daños morales. Las indemnizaciones se limitan a tablas de edad, secuelas, días de asistencia y factores de corrección. Es en estos factores donde han ido a parar los supuestos daños morales: si se está en edad laboral, se cobrará más indemnización.

Obviamente, eso no son daños morales, puesto que estos daños puede sufrirlos cualquiera, niño, anciano, trabajador o no. En principio, el nuevo baremo de 2016 debe entrar a resolver un poco este embrollo, teniendo en cuenta la capacidad de estudio, trabajos, sean del tipo que sean, etc.

Dada la dificultad de reclamar cualquier cosa, le recomendamos fervientemente que se ponga en manos de nuestros abogados cuanto antes. Anticiparnos a las decisiones de las compañías de seguros y saber afrontarlas es esencial para lograr una indemnización razonable. Visítenos, estamos en Sevilla para asesorarle y litigar por sus derechos.
Copyright © Abogado Accidentes Sevilla | GRAVITAS LEGAL

Safe Creative #1505220180680

Enlaces: Divorcio Sevilla · Abogado neglicencias médicas en Madrid

AVISO LEGAL · LSSI · POLÍTICA DE COOKIES · POLÍTICA DE PRIVACIDAD



Este sitio emplea cookies como ayuda para prestar servicios. Al utilizar este sitio, estás aceptando el uso de cookies. OK Más información